Viaje en autocaravana por Bretaña II: el escenario más medieval