FAQs

Section 1. FAQs ¿Por qué alquilar una autocaravana?

Porque autocaravana es sinónimo de libertad, poder viajar a donde te apetezca cuando te apetezca, pudiendo pernoctar en lugares que de ningún otro modo podrías hacerlo. Dormir cada día en un sitio nuevo, despertar cada día con un amanecer y paisaje diferentes.

Porque no tienes necesidad de volver diariamente, después de un día de excursión, al hotel, hostal, apartamento, etc, donde estés alojado sin tener que volver sobre tus pasos cada día para llegar a tu “campamento base”. Todo ese tiempo que ahorras en traslados por sitios por los que has pasado ya muchas veces, lo puedes aprovechar para disfrutar más en cada lugar o conocer sitios nuevos.

Porque si planificas una ruta para tu viaje, tienes dos opciones para hacerla, una en tu propio coche y otra en una autocaravana.

Si decides hacerlo en tu propio coche, tendrías que dormir en hoteles y desayunando, comiendo y cenando en restaurantes. Tendrás que tener la ruta perfectamente planificada al detalle, saber por dónde vas a pasar y cuando, para poder tener las reservas de alojamiento asegurados con antelación.

O bien ir más a la aventura e ir buscando alojamiento sobre la marcha para poder tener margen de maniobra y variar la ruta inicial. Esto supone perder mucho tiempo, diariamente, buscando alojamiento disponible para pasar la noche, con la dificultad añadida si es temporada alta.

Además habría que contar con el desgaste de tu propio coche y la limitación de equipaje y otro material, como bicicletas, debido al escaso espacio del maletero, por grande que este sea.

En el coche, al ser un vehículo más pequeño y manejable, en caso de visitar ciudades o pasar por calles estrechas, siempre es más cómodo que una autocaravana.

En cambio, si decides viajar con una autocaravana eres totalmente autosuficiente. Llevas la cama, la cocina, nevera y baño siempre contigo.

Puedes llegar a un sitio, buscar donde pernoctar y listo. Lo único que tienes que buscar de vez en cuando es un supermercado para hacer la compra y un lugar donde poder llenar el depósito del agua potable y donde vaciar el de aguas grises y depósito del wc. Puedes hacer, si quieres, todas las comidas del día en la misma autocaravana, con el consiguiente ahorro y el tiempo que ahorras en buscar alojamiento lo emplearás en disfrutar del lugar.

Las autocaravanas tienen suficiente espacio donde guardar el equipaje y objetos personales en armarios y compartimentos distribuidos por toda vivienda y un buen maletero donde llevar mesas y sillas, material deportivo como esquís y bicicletas y otros objetos.

Porque puedes variar la ruta cuando y como quieras.

Siempre es bueno llevar una ruta planificada y estudiada, pero con la autocaravana siempre puedes encontrar lugares que te gusten mucho y que no tenías previstos en el plan inicial y poder quedarte cuanto quieras. O bien al revés, lugares que tenías apuntados como sitio obligado de paso y que no sean como te habías imaginado, pues continúas tu ruta si mayor problema.

Lo único seguro de tu viaje es cuando partes y cuando regresas, en lo demás tienes flexibilidad total.

 

Section 2. ¿Alquilar o comprar una autocaravana?

Comprar una autocaravana tiene la ventaja de poder conducir y viajar en tu propio vehículo sin tener que planificarlo con antelación para poder hacer la reserva de una de alquiler. Es tu propio vehículo y la puedes equipar y preparar a tu gusto. Pero son vehículos caros y al precio del propio vehículo hay que sumarle el seguro anual, revisiones y mantenimiento, averías, cambios de ruedas, frenos, embrague y demás elementos de desgaste, el envejecimiento del vehículo por el paso de los años y los kilómetros, ITV, etc.

Alquilar una autocaravana tiene la ventaja de que sólo pagas el dinero del alquiler. No tienes porque precuparte de los gastos derivados del mantenimiento, seguro anual, averías y demás. Además, como nuestra flota se renueva constantemente, nunca conducirás vehículos antiguos o con demasiados kilómetros

 

Section 3. ¿Es recomendable viajar con niños en la autocaravana?

Por supuesto que sí. El hecho de poder conocer lugares nuevos cada día hace que los niños disfruten mucho y es más difícil que se aburran.

Lo único que hay que tener en cuenta y poner un poco de cuidado es donde se decide pernoctar, como ya hemos visto en otro punto.

 

Section 4. ¿Se puede viajar con mascotas en nuestras autocaravanas?

En nuestras autocaravanas no permitimos que se viaje con mascotas de pelo en su interior. El único motivo es evitar que futuros clientes con alergias tengan problemas que les condicionen el viaje. No sería justo para ellos.

 

Section 5. ¿Y si quiero viajar en invierno con una autocaravana?

Nosotros siempre ponemos la máxima atención al estado de nuestros vehículos antes de entregarlos a los clientes, independientemente de la época del año, con especial cuidado al estado de frenos, neumáticos, suspensión y niveles de aceite y líquidos del motor.

Se puede circular en invierno con una autocaravana sin mayores problemas y tomando las mismas precauciones que sirven para el resto de vehículos, como utilizar la iluminación adecuada a las condiciones, uso de las cadenas en caso necesario, moderar la velocidad, aumentar distancia de seguridad, no usar bruscamente los frenos, usar marchas largas, etc. Si las condiciones de la carretera son peligrosas, lo mejor es pararse donde no suponga ningún peligro para tí o para los demás y esperar a que las condiciones mejoren.

Y dentro de la vivienda tampoco es inconveniente. Nuestras autocaravanas están perfectamente aisladas y con la calefacción se consigue una temperatura interior agradable aunque en el exterior la temperatura sea de bastantes grados negativos. Incluso te puedes dar una ducha de agua caliente como si estuvieras en casa.

Como recomendación especial para el invierno es conveniente que si las previsiones meteorológicas son adversas, asegurarse de llevar el depósito de gasóil lleno al igual que tener reservas de agua y gas sufucientes.

 

Section 6. ¿Es difícil conducir una autocaravana?

Por supuesto que no. Evidentemente la rapidez de adaptación depederá de la destreza del conductor, pero sólo hay que acostumbrarse a las dimensiones del vehículo y no debería haber ningún problema, simplemente teniendo en cuenta estos puntos importantes:

Debido a la altura del vehículo hay que poner especial cuidado con puentes, balcones, ramas y señales para no golpear contra ellas.

Para maniobrar o aparcar, es conveniente que alguien baje del vehículo para indicar y evitar así disgustos innecesarios, ya que hay muchos puntos ciegos.

En el momento de adelantar a otro vehículo, tener en cuenta la longitud del vehículo a la hora de regresar al carril, y si el vehículo adelantado es voluminoso, tomar precauciones en el momento de rebasarlo sobretodo si hace viento lateral.

Y por último, a la hora de descender un puerto de montaña, será conveniente hacerlo con la marcha más corta posible, el llamado freno de motor y no abusar del freno de pie. Es mejor llevar el motor más revolucionado de lo habitual durante unos kilómetros, que no ocurre absolutamente nada, e ir pisando el freno poco a poco para no dejar al vehículo coger demasiada velocidad, y así evitar el sobrecalentamiento de los frenos al tener que mantenerlos pisados durante demasiado tiempo.

Esto en invierno tiene mayor importancia debido a que el freno se calienta mucho al frenar pero se enfría muy deprisa al dejar de pisarlo debido a la temperatura exterior, pudiendo provocar diminutas deformaciones en los discos que hacen menos efectiva la frenada además de incómoda porque el pedal dará pequeños golpes al frenar parecidos a cuando funciona el ABS.